Te comparto estas historias y reflexiones que pueden vincularse con mi idea de "Camionetazos", espero te gusten y que puedan tener un impacto positivo en tu vida.



La lección de la mariposa.

blogmariposa.png

Un día, un hombre sentado al borde del camino bajo un árbol, observó cómo la oruga de una crisálida de mariposa intentaba abrirse paso a través de una pequeña abertura aparecida en el capullo. Estuvo largo rato contemplando cómo se esforzaba hasta que, de repente, pareció detenerse y que había llegado al límite de sus fuerzas: no conseguiría ir más lejos. O así creía él.

El hombre decidió ayudar a la mariposa: agarró una tijera y ensanchó el orificio del capullo. La mariposa, entonces, salió fácilmente. Pero su cuerpo estaba blanquecino, era pequeño y tenía las alas aplastadas. El hombre continuó observándola, porque esperaba que, en cualquier momento, sus alas se abrirían y estirarían y el insecto se echaría a volar. Nada ocurrió. La mariposa vivió poco y murió. Nunca voló, y las pocas horas que sobrevivió las pasó arrastrando lastimosamente su cuerpo débil y sus alas encogidas. 

Aquel caminante, con su gentileza y voluntad de ayudar, no comprendió que el esfuerzo necesario para abrirse camino a través del capullo era la manera que Dios había dispuesto para que la circulación de su cuerpo llegara a las alas, y estuviera lista para volar una vez hubiera salido al exterior.

Algunas veces, justamente es el esfuerzo lo que necesitamos en nuestra vida. Si Dios nos permitiese vivir sin obstáculos, quedaríamos inválidos. Nunca llegaríamos a nuestra plenitud.

Por eso...

Pedimos fuerzas y Dios nos da dificultades para hacernos fuertes.
Pedimos sabiduría y Dios nos da problemas para resolver.
Pedimos prosperidad y Dios nos da cerebro y músculos para trabajar.
Pedimos coraje y Dios nos da obstáculos para superar.
Pedimos amor y Dios nos da personas con problemas para ayudar.
Pedimos favores y Dios nos concede oportunidades.
Parece que no recibimos nada de lo que hemos pedido pero recibimos todo lo que necesitamos. 

Vivamos la vida sin miedo, enfrentemos todos los obstáculos e intentemos superarlos. La ayuda de Dios no nos faltará porque todo eso forma parte de su plan misericordioso sobre nosotros.


Ser rico no se trata de cuanto tienes, sino cuanto das.


El circo de la mariposa


La inundación

inundacion_post.png

En un pueblo del litoral hubo una terrible inundación que obligó a sus habitantes a evacuarlo. Es decir, tenían que sacar todas sus pertenencias y llevarlas a otra zona sin agua.

El cura no quería abandonar la iglesia pero el agua subía tanto que tuvo que refugiarse en el techo. Mientras tanto, rezaba:

-¡Dios mío, ayúdame, confío en que vas a salvarme!

Al rato, pasó una lancha de la policía y le dijeron:

-¡Vamos, padre, no se quede allí que es muy peligroso! Suba a la lancha. Vamos a llevarlo con toda la gente.

El sacerdote no les hizo caso y, al rato, tuvo que subir al campanario porque el agua seguía creciendo. Y no dejaba de pedir ayuda a Dios.

-Señor, estoy dándote muestras de mi confianza, ¡sálvame de esta inundación! ¡No me abandones!

Pasó un helicóptero y lo invitaron a subir, pero tampoco quiso. Ya estaba en la punta del edificio y pasó otra cuadrilla de rescate:

-Padre, usted es el único que queda. ¡Venga!

Pero el cura no quiso ir. Resistió hasta que el agua lo tapó y murió ahogado. Cuando Dios lo recibió en el cielo, el sacerdote se quejó diciéndole:

-¿Qué paso, Dios mío? ¿No me escuchaste? Te pedí ayuda y me abandonaste.

-De ninguna manera -le dijo Dios-. Yo no te abandoné. Es más, te envié mucha ayuda: una lancha de la policía, un helicóptero y una cuadrilla de rescate.

*Tener fe no significa que podamos renunciar a nuestra responsabilidad. Ya sea en las buenas o en la malas, debemos poner de nuestra parte para seguir adelante.


Pablo Fernández - "Lo imposible está en la mente de los cómodos"

“Mi capacidad no cambió. Cuando alguien tiene un accidente, al principio para todos es un caos, yo tuve que adaptar algunas cosas, pero otras no cambiaron. Sin embargo, fue bastante arduo, pero no imposible. Es una elección ponerse en este lugar o en otro. Es verdad que existieron y existen muchos obstáculos con los que lidiar, pero desde mi experiencia sólo puedo decirles que nadie los condicione con imposibles. Lo imposible está en la mente de los cómodos”.

Leer más

Érase una vez un ratón...

raton_color.png

 

Érase un ratón que se hallaba en constante estrés por miedo al gato. Un mago se apiadó de él y lo transformó en un ágil felino.

Pero, entonces, el pobre animal se empezó a asustar del perro. El mago, con otro golpe de vara, lo transformó en un fuerte can.

Pero, al poco tiempo, el agobiado animal empezó a temer al tigre.

El mago, aunque ya un poco cansado, lo transmutó en un poderoso tigre, el rey de los felinos. Y en ese punto, a nuestro animal le entró un ataque de pánico ante la presencia del cazador.

El mago dio un suspiro, harto de tanto trabajo. Cogió su varita, la alzó y dijo: –¡Te convierto en ratón y esta vez es para siempre!

Y añadió: –Nada de lo que yo haga va a servir, amigo, porque primero tienes que aprender a ser feliz como un ratón.

 

La felicidad no es algo que se alcanza cuando conseguimos algo, la felicidad es una elección que podemos tomar AHORA sin importar las circunstancias. 


Cuadripléjico retomará su carrera como píloto

NAZ_c89ba75737c74b8db036f0682cb605f2.jpg

Hace 15 años, el piloto Sam Schmidt se encontraba entrenando en el Walt Disney World Speedway para la siguiente temporada de Indy Racing League (IRL) cuando tuvo un accidente, en el que lamentablemente perdió la movilidad en las piernas y brazos. A pesar de esto, su amor por las carreras no desapareció, al contrario, es co-fundador del equipo Schmidt Peterson Motorsports y para las 500 millas de Indianapolis de este año retomará su carrera como piloto a bordo de un Chevrolet Corvette Stingray.

Leer más

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?

blogzanahoria.png

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo.  Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.

Leer más

Perdió parte de su pierna y brazo en Irak pero no dejó que nada lo detuviese

Nada es imposible si lo intentas con determinación. Él es el ejemplo vivo de la fuerza de voluntad.

Te presento a Noah Galloway, ex soldado de EEUU. En su segundo tour de servicio para su país en Irak, Noah perdió parte de su brazo y pierna por la detonación de aparato explosivo. Estuvo inconsciente 5 días y cuando despertó, el día de navidad, se retiró del ejército y decidió volver a casa. Hoy es un entrenador personal, orador en charlas motivacionales y participante de campeonatos de crossfit… Todo un ejemplo de lo que puede lograr el cuerpo humano y la determinación mental.

Leer más

El elefante atado - Jorge Bucay

camionetazo_elefante_encadenado.png

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba eran los animales. Me llamaba poderosamente la atención, el elefante. Después de su actuación, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Leer más


¿Deseas recibir actualizaciones?