Sueño cumplido

sueno_cumplido_blog.png

Hoy 15 de Noviembre de 2015, queda marcado en el calendario de mi vida, como día que se rompieron paradigmas, que se logró algo impensable, que se me cumplió un sueño…  Hoy hice un fuerte abono a mi promesa a Dios, de hacer algo bueno con la historia de mi vida. Esa vida que hace 14 años un accidente derrumbó, y que tras sangre, sudor y lágrimas al por mayor, él me dio la oportunidad de reconstruir, día a día, paso a paso, sueño por sueño hasta llegar el día de hoy a lograr el más impensable de los logros que no tenía cabida ni en la más salvaje de mis fantasías. He descargado buena parte del peso que cargo cada día sobre mi espalda y que habita en mi conciencia desde aquel día que sin explicación ni médica ni racional moví por primera vez mi tobillo derecho en lo que era el indicador de que Dios estaba alineando las estrellas, había mandado abrirme el cielo y que confiaba en mí para que yo escribiera el resto del guión de esta historia.

Este día culmino un proyecto de ocho meses de entrenamiento que tenía dos intenciones fuertemente enraizadas en mi corazón… La primera era no fallarle a Dios. Escribir, con mi pluma, un capítulo de mi total autoría y que fuera digno del milagro que el permitió.

La segunda, escribir una historia que inspire a mis semejantes a creer. A creer que lo imposible es posible, que lo extraordinario está al alcance de todos, que tenemos capacidades mucho mayores de las que tenemos presentes en nuestro diario pensar, que los milagros existen, que si uno sueña correctamente, el universo confabula a nuestro favor y que finalmente, como resumo en mi slogan de vida, “Si tú haces tú parte, las estrellas se alinean, el cielo se abre y sucede lo impensable”. 

Mostrando 1 reacción

Por favor, revisa tu email y activa tu cuenta.
  • published this page in Triatlones 2015-11-22 17:30:42 -0600

¿Deseas recibir actualizaciones?